La bruja del rey, Cecelia Holland

18 may. 2013 0 comentarios
En 1190, Ricardo Corazón de León organiza una cruzada junto al rey de Francia, Felipe Augusto, para liberar los Santos Lugares de la ocupación árabe. Leonor de Aquitania, madre de Ricardo, desea impedir que su hijo se involucre tanto en ella que desatienda sus deberes en Inglaterra, por lo que envía entre el séquito real de la expedición a Edythe, una muchacha de oscuro pasado, para que la mantenga informada de los planes de su hijo.
Una vez en Tierra Santa, Ricardo hace honor a su sobrenombre y se alza por encima de todas las dificultades, consiguiendo tomar Acre en poco más de un mes aunque la ciudad había resistido durante mucho tiempo los envites de los cruzados.
Pero a pesar de ello la cruzada se desmorona: el rey francés se desentiende de su promesa de liberar Jerusalén y regresa a sus tierras, mientras que los cruzados se dividen entre los diferentes pretendientes al trono de Jerusalén, que sigue sin ser conquistada. Por si todo ello no fuera suficiente, Ricardo cae presa de una extraña enfermedad y la única persona capaz de sanarlo resulta ser Edythe, quien parece tener mucho que ocultar. Pero es hábil en su oficio, tanto que comienza a correr el rumor entre los cruzados de que en realidad se trata de una bruja.
Y, para terminar de complicar las cosas, en el séquito del rey inglés viaja una persona que puede acabar con sus aspiraciones: Rouquin, el primo de Ricardo… el secreto mejor guardado de Inglaterra.

 Reseña por Eva13
 
Ahhhhh, parezco una enamorada de los libros sobre CABALLERÍA!!!!, Ja, ja, ja, pero no es así… Bueno…, tal vez un poco…
En este caso, en el marco de la Tercera Cruzada emprendida para liberar Tierra Santa transcurre la hermosa historia de amor entre Edithe y Felipe De Rancón (Rouquin) .
Es de destacar la prosa clara, agradable y sencilla que emplea la Autora, a quien no sólo no le tiembla el pulso para meterse con temas considerados “densos” hasta el día de hoy (la homosexualidad o las relaciones fuera del matrimonio); sino que se vale de ese recurso para realizar VÍVIDAS y REALISTAS descripciones del ambiente y de los personajes (a tal punto que en más de una oportunidad a través de Edithe nos ilustra sobre la suciedad que impera, sobre todo en el cuerpo de los Caballeros; a tal punto que llega a decir que cada vez que entra a la tienda de los Cruzados el aire APESTA!!!!, Ja, ja, ja).
Edythe guarda un gran secreto, algo que ella misma sospecha y que irá redescubriendo poco a poco, pero Rouquin no le va a la zaga: fiel a la Familia Real, capaz de dar la vida por cada uno de sus miembros, él también esconde verdades. Y a pesar de todo esto, NADA puede evitar que el amor entre ellos nazca y crezca, nada, ni siquiera las fuertes convenciones que los detendrá cuando la verdad salga a la luz.

“ (…) Un judío era casi peor que un sarraceno. “Todo es mentira”, pensó. Se emborracharía y buscaría una puta. Pero no lo hizo; caminó por el pueblo hasta que estuvo lo suficientemente cansado para dormir.”

“(…) Y él, que había guardado su larga mata de pelo, atada con una correa, bajo el colchón de su cama; la quemó. Reunió todo lo demás que tenía de ella (una cofia, una carta y un trozo de lino) y lo quemó también. Fue a la iglesia. Generalmente no podía soportar ni siquiera media misa, pero se arrodilló, rezó, se incorporó y se arrodilló de nuevo con todos los demás, todos los domingos, hasta el missa est.
Nada de aquello funcionó. No podía dejar de pensar en ella. En cómo se movía, en cómo sabía su boca, en cómo se reía. Pero era una judía y estaba condenada para siempre, era una negadora de Cristo. Una criatura de mágicos y diabólicos poderes. No era de extrañar que fuera una buena médica. Lo había hechizado, corrompido. Por eso era por lo que no podía dejar de pensar en ella. Lo había hecho débil. Se esforzaba por volver a ser el mismo hombre frío y duro que había sido en el pasado, el hombre que solo se preocupaba por superar a otros hombres”.


En fin, esta es la historia no sólo de su amor, sino la de UN AMOR que los cambiará a ambos y para bien: a través de él tanto Edithe como Rouquin se sacarán las “máscaras” que les impiden encontrarse consigo mismos y así recuperarán por fin sus ALMAS.
Eva13

Imprescindible

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2014 F. A. ♥ Críticas